Expertos en economía de la salud ponen de manifiesto la necesidad de una institución independiente

Carmen Pérez Romero, presidenta de AES

Carmen Pérez Romero, presidenta de AES

Los expertos en economía de la salud ponen de manifiesto la necesidad de una institución independiente de evaluación de las prestaciones sanitarias

 

  • La sesión convocada y organizada por la Asociación de Economía de la Salud (AES) ha reunido a más de 300 académicos y profesionales.
  • Uno de los modelos de referencia es el NICE del Reino Unido.

 

Mataró (Barcelona), 17 de febrero de 2021.- Más de 300 académicos y profesionales del ámbito de la economía de la salud se han reunido esta mañana en una sesión on line organizada por la Asociación de Economía de la Salud (AES) en la que han puesto de relieve la necesidad en España de una institución independiente de evaluación de las prestaciones sanitarias. Este tipo de organismo ya está en marcha con éxito en otros países europeos con sistemas sanitarios muy consolidados. Es el caso de Reino Unido, Suecia o Alemania. Concretamente, el modelo más conocido de este tipo de agencias es el National Institute for Health and Care Excellence (NICE) del Reino Unido.

 

El objetivo al que se ha dirigido la sesión es el de la creación de una autoridad independiente de evaluación de prácticas y políticas sanitarias que, desde el análisis de la evidencia científica disponible en cada momento, determine si los beneficios sanitarios y sociales de una intervención en salud valen lo que cuestan. Y, de este modo, optimizar los intrínsecamente siempre insuficientes recursos destinados a la mejora de la salud de la población. Para los expertos, y de acuerdo con el manifiesto hecho público el pasado 13 de diciembre, “la creación de este organismo es ineludible para garantizar que las recomendaciones sobre cartera de servicios y sobre intervenciones sanitarias estén basadas en la mejor evidencia científica disponible y en valores sociales consensuados”. Una vez realizada la evaluación, y de acuerdo con lo propuesto en dicho manifiesto, “correspondería a los gobernantes hacer lo propuesto y, si no, explicar las razones”.

 

La necesidad de una entidad como la que se propone y sobre la que ha girado la sesión, se ha puesto de especial relevancia durante la actual pandemia. En palabras esta mañana de Carmen Pérez Romero, presidenta de AES, “la idea de fondo es evitar que el Sistema Nacional de Salud (SNS) tome decisiones arbitrarias sobre la provisión y financiación de diferentes medicamentos, pruebas diagnósticas, programas o intervenciones sanitarias; sobre la creación de algunas infraestructuras sanitarias, y sobre el establecimiento de prioridades en políticas de salud de amplio espectro”.

 

Estas aportaciones forman parte de una reclamación lejana. Todos los sistemas de salud enfrentan la necesidad de valorar objetivamente la efectividad, la seguridad y los costes de las tecnologías, medicamentos e intervenciones sanitarias, especialmente cuando en algunos casos estas intervenciones tienen costes extraordinariamente elevados, con precios que no se corresponden con sus beneficios en términos de salud. Para Anna García-Altés, miembro de AES, “España ha sido pionera en la evaluación, sin embargo su utilización ha sido muy limitada”.

En su intervención, Guillem López Casasnovas, Catedrático de Economía de la Universitat Pompeu Fabra ha expuesto varios de los motivos que justifican la puesta en marcha de una entidad evaluadora y en este sentido ha señalado que “el sector sanitario no sólo debe contemplarse desde lo que cuesta sino también desde el valor que aporta a la salud y su contribución a desarrollo social”.

 

Félix Lobo, Catedrático Emérito de la Universidad Carlos III, ha destacado “el absoluto consenso técnico” para la puesta en marcha de la iniciativa y que el objetivo ahora era “convencer a los políticos”.

 

Deja una respuesta